miércoles, 19 de noviembre de 2014

El desafío de los 30 días (2014). Día 19

Un libro que debería de ser juego de rol.

Hay un autor del que se podrían publicar no uno, sino varios de sus libros como juegos de rol: Jose Carlos Somoza.

Me compré un libro suyo ("Zig-zag") en la Feria del Libro en Madrid en el 2006 o 2007. Lo publicitaban como un best-seller. Leí la contraportada y la descripción era interesante, así que me lo compré. Trata de unos físicos en un proyecto para tomar instantáneas al pasado y algo siniestro empieza a ocurrir... adicción total. Una trama envolvente y realista y unos personajes creíbles (excepto la prota: estar buenorra y ser una eminencia en física cuántica, como que no). Uno de esos libros que te acabas a las 4 de la madrugada porque quieres saber cómo termina antes de dormir.
Tras este descubrimiento, empecé a indagar y a buscar más libros suyos y he acabado teniendo casi todos. Para mí, sus mejores novelas son "Zig-zag", "Clara y la penumbra" y "La dama número trece" y están basados en una idea original muy de ciencia ficción o terror, pero situados en la época actual.

"Clara y la penumbra" gira entorno al hiperrealismo, que es una corriente artística (ficticia) en la que personas representan cuadros durante las horas que el museo/exposición está abierto. Durante ese tiempo están totalmente inmóviles y pintados tal y como estaba en la pintura original. Hasta aquí todo bien... el problema es que hay un asesino en serie que está liquidando los modelos. Es un thriller muy interesante y todo lo que rodea al hiperrealismo está tan logrado que al final de la novela piensas que podría este tipo de arte podría llegar a existir.

Mi favorito es "La dama número trece". Un libro de terror ambientado en Madrid que da muy mal rollo. La idea de este libro es que los grandes escritores de la historia estaban influenciados por musas que eran en realidad brujas. Cada poema o pieza literaria es en realidad un conjuro que, si sabes cómo pronunciarlo, surte efecto. Nuevamente, todo muy bonito y bien... pero las brujas (damas) tienen una guerra interna brutal y algunas son de un sanguinario subidito. Así que tenemos una novela terrorífica en la que describen sitios de Madrid con tal naturalidad que cuando vuelves a pasar por esos lugares, los miras de reojo.

Pero si tuviera que hacer un juego de rol, no hay duda: "La llave del abismo". No voy a desvelar nada porque lo que me gustó fue el momento de descubrir en qué estaba basado el mundo. Aquí está el texto de la contraportada:
Una novela que contiene un secreto. Una llave que el lector tendrá que encontrar.
La vida rutinaria de Daniel Kean, joven empleado ferroviario, queda marcada para siempre cuando en un día normal de trabajo descubre a un pasajero con una bomba adherida a su cuerpo. Antes de que pueda reaccionar, el extraño le propone un arriesgado trato... A partir de ese momento, la familia de Daniel estará en peligro, y la única posibilidad de salvarles residirá en descubrir quiénes se esconden tras el atentado terrorista del tren.
Junto a una muchacha cuyos ojos solo ven oscuridad, un bibliófilo escéptico e inquisitivo y los extraños y poderosos amigos de estos, Daniel Kean cruzará tierras pobladas de tinieblas, remotas leyendas y dioses arcaicos, desde Japón hasta los últimos confines de la Tierra, para hallar la Llave del Abismo y descifrar así la verdad sobre la entidad suprema que rige el mundo. Una verdad tan imprevista como pavorosa. La llave del abismo es un thriller de ambiente futurista donde José Carlos Somoza, utilizando técnicas narrativas que van desde los juegos de rol hasta las clásicas novelas de aventuras, evoca un universo de sombras cuya explicación final dejará sin aliento al lector. Y también es un trepidante viaje a los entresijos de la fe, una reflexión sobre lo que implica matar en nombre de las creencias religiosas y una revelación de lo que realmente se oculta tras ellas 
Si te pica la curiosidad, cómpratelo en edición de bolsillo. Son sólo 9 euros.

No obstante, no puedo dejar de hablar de Somoza sin comentar una idea de personaje de su novela "El cebo": ¿no sería original ser entrenado por la policía para ser el cebo de asesinos en serie para poder capturarlos?